¿Quien es Jesús?

Por lo general, muchos aceptan que Jesús fue un hombre real y que la Biblia relata muchas de las cosas que El hizo. Otros reconocerán que Jesús fue especial y que fue un buen hombre, un maestro o aún un profeta de Dios. Todo estas cosas son ciertas, pero ellas todavía no definen a Jesús por completo. La Biblia dice que Jesús es Dios (Juan 1:1), que se hizo hombre y vino a la tierra con un propósito.
 
La Biblia nos muestra que Jesús se hizo hombre y nació como un ser humano. El vino a sanar, corregir y a morir por la humanidad. La verdad es que todos hemos pecado y hemos hecho cosas malas ante los ojos de Dios (Romanos 3:10-18). Nosotros merecemos el castigo infinito de Dios (Romanos 6:23; Apocalipsis 20:11-15).
 
Sin embargo, Dios amó tanto a la humanidad que el voluntariamente dio su vida y murió en la cruz por nuestros pecados. Jesús fue el sacrificio perfecto y pagó el precio que nosotros teníamos que pagar.
 
Jesús no solo murió en la cruz por ti, sino que también resucito al tercer día, así destruyendo el poder del pecado y de la muerte sobre tu vida.
 
Jesús vino a ofrecerte el regalo de la salvación. El vino a ofrecerte una esperanza eterna. 
 
 

Tal vez dices…

“Soy demasiado pecador”
Jesus dijo: Pero vayan y aprendan lo que significa: “Lo que pido de ustedes es misericordia y no sacrificios.” Porque no he venido a llamar a justos sino a pecadores.
Mateo 9:13 NVI
 
“No hago mal a nadie”
Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte.
Efesios 2:8,9 NVI
“Hoy no, lo haré otro día”
No presumas del día de mañana,
pues no sabes lo que el mañana traerá.
Proverbios 27:1 DHH
 
“Tengo que dejar muchas cosas”
¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, si pierde la vida? O también, ¿cuánto podrá pagar el hombre por su vida?
Marcos 8:36,37 DHH
 
 
Jesús dijo “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14:6). Para ser salvo, debes creer que Jesús murió por ti y aceptarlo como tu Señor y Salvador (Romanos 10:13).
 
Si estás listo para aceptar y creer en Jesús, lee esta oración:
 
 
Jesús,
Vengo a ti porque se que he pecado. Por favor, perdóname por todas las cosas malas que hice en el pasado. 
 
Hoy decido aceptarte como mi único Salvador. Hoy confieso con mi boca que Jesús es mi Señor y Salvador. Hoy tu me limpias de todo pecado y soy una nueva persona. El pasado ha quedado atrás y comienzo una vida nueva. Ayúdame a ponerte primero en mi vida para descubrir los planes buenos que tienes para mi. 
 
Gracias por darme tu salvación. Gracias por amarme así. 
Amen.
 
 
¡Felicidades! Estamos felices de que hayas tomado esta decision. Tu tienes mas futuro que pasado y lo bueno es que hoy comienzas tu nuevo capítulo. Nos encantaría llegar a conocerte para saber en como te podemos ayudar. 

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)